BlogSmart Solutions
Secadora: las ventajas
10/05/18
Secadora: guía de compra

Las secadoras ha pasado a engrosar rápidamente la lista de los electrodomésticos más deseados, en especial, para aquellas personas que viven en apartamentos de reducidas dimensiones o en casas sin balcones. ¿Por qué? Porque, en tan solo unas horas, nuestra ropa estará totalmente seca, sin ocupar espacio ni aumentar la humedad que se genera cuando se cuelga ropa en el interior de la casa. Eso sin mencionar el tiempo que se ahorra: de hecho, nos evita la tediosa tarea de doblar la ropa y, sobre todo, muchas veces ni siquiera es necesario plancharla.

Después de establecer el hecho de que una secadora puede ser una gran inversión para mejorar la vida doméstica, es necesario identificar cuál es el modelo que más nos conviene. ¿Qué secadora debes comprar? Puesto que existen muchas variables a tener en cuenta, esta guía pretende orientar al consumidor hacia una opción más consciente y adecuada en función de sus necesidades.

Secadora: características a tener en cuenta

En el mercado actual, existen muchos modelos de secadora. Y, como resultado de ello, hay varios aspectos a tener en cuenta antes de realizar una compra. Como suele ser frecuente, los requisitos cambian en función de la persona pero, en términos generales, no existen demasiadas características principales requeridas para tomar una decisión consciente. Realicemos un análisis global.

¿Secadora o lavadora-secadora?

En primer lugar, debes ver si realmente necesitas una secadora o si lo mejor sería que optaras por una lavadora-secadora. La diferencia entre ambos electrodomésticos se explica con rapidez: para empezar, uno es un electrodoméstico específico para secar prendas, mientras que el otro es una lavadora con una función de secadora. Dependiendo del espacio disponible en el hogar, se recomienda comprar uno o dos electrodomésticos. Además de la función principal, difieren en términos de capacidad de carga (mayor en el caso de la secadora) y consumo.

Clases energéticas y consumos

El consumo energético es el segundo parámetro a tener en cuenta, es decir, la clase a la que pertenece el electrodoméstico. Desde un punto de vista estrictamente económico y en términos medioambientales, la elección debería ser un modelo de última generación, identificado por las letras A, A+ o A++. Una secadora de Clase A, por ejemplo, tiene un gasto por ciclo de carga completo de 50 céntimos, pero este coste se reducirá todavía más en un modelo de una clase energética superior. No obstante, además del consumo de las secadoras, deberíamos tener en cuenta el ahorro que obtenemos en relación con otros electrodomésticos: los ciclos como Plancha fácil o Stiro Facile empleados por las secadoras Candy sirven para reducir de manera efectiva el uso de la plancha.

Asimismo, con las secadoras más innovadoras, no debemos preocuparnos del despilfarro energético cuando realicemos ciclos con cargas incompletas: si solo introducimos unas cuantas prendas en el tambor, el electrodoméstico detecta automáticamente la cantidad de ropa y, gracias a los sensores de humedad, adapta la duración del ciclo y solo consume la energía necesaria para secar las prendas por completo usando la mínima cantidad de energía posible.

Capacidad de carga y ciclos

También resulta esencial decidir el modelo de secadora atendiendo a tus necesidades específicas, teniendo en consideración la capacidad de carga y las funciones del electrodoméstico. En términos generales, una secadora puede recibir hasta 10 kg de ropa, es decir, más de una carga de lavadora. Para dejar las prendas listas para poner, se puede optar por un ciclo completo que dura en torno a las dos horas (en cualquier caso, un tiempo muy corto si lo comparamos con el secado en tendal). No obstante, si necesitas reducir el tiempo, existen ciclos de secado más rápidos de tan solo unos 40 minutos de duración. En general, siempre se recomienda elegir un modelo con funciones que se adapten a toda la variedad de tejidos disponibles en el mercado. En este sentido, Candy es una pionera. La gama GrandÓ Vita de Candy tiene ciclos para todo tipo de textiles, desde prendas sintéticas o de algodón, a prendas con color e incluso las prendas de lana más delicadas: en este último caso, ten la completa seguridad de que no se van a dañar en la secadora, pues esta gama ha recibido la certificación de The Woolmark Company.

Motor y tecnología

Se recomienda elegir una secadora con una capacidad de carga similar a la de la lavadora para facilitar el uso complementario de ambos electrodomésticos. Con las nuevas secadoras Candy, puedes elegir colocar los electrodomésticos uno al lado del otro, en una línea perfecta, o apilarlos de forma estable y segura mediante un kit de conexión especial que permite aprovechar el espacio en vertical (en lugar del espacio sobre el suelo). En todo caso, las secadoras se pueden colocar en cualquier lugar pues no precisan un tubo de desagüe.

Secadora: las ventajas

En pocas palabras, la compra de una secadora puede resultar muy conveniente desde muchos puntos de vista. En primer lugar, es esencial para aquellos que no disponen de espacio exterior o protegido de la contaminación atmosférica. Además, garantiza unas prendas perfectamente secas en poco tiempo, sin dañar las fibras de los tejidos, gracias a las tecnologías innovadoras que se incorporan en los últimos modelos. Los costes y el consumo energético se han recortado de manera drástica: en la actualidad, una secadora es un electrodoméstico práctico para todo el mundo. Por último, pero no por ello menos importante, reduce al mínimo la necesidad de planchar la ropa; también en este caso, el ahorro en tiempo y consumo son muy obvios.

¿Qué secadora debes comprar?

Si decides comprar una secadora, será necesario que tengas en cuenta tanto los nuevos productos en el mercado como tus propios requisitos personales. El consumo, la capacidad de carga, los programas de secado y planchado, el motor y la tecnología son elementos fundamentales para tomar una decisión debidamente fundamentada. Pero eso no es todo. De hecho, también es necesario decidir si prefieres una lavadora-secadora (para aquellos que no precisan una capacidad de carga excesiva) o una secadora. En este último caso, aquellas personas con limitaciones de espacio en su hogar podrán apilar la lavadora y la secadora usando el kit de conexión especial. Para poder optar por esta opción, debes elegir un modelo con un recipiente colector para el agua de condensación. Todas las secadoras Candy están equipadas con el sistema patentado EasyCase que, gracias al sistema de apertura mediante un asa ergonómica, facilita y agiliza la operación de vaciado (cabría destacar aquí que el agua se puede reutilizar para planchar o regar las plantas pues no contiene cal). Por otra parte, la alternativa a este sistema prevé un drenaje en la pared, que evita tener que vaciar el depósito de agua; sin embargo, esta instalación exige realizar obras. Por último, si decides comprar los dos electrodomésticos, es importante tener en cuenta la compatibilidad entre las capacidades de carga de ambos: si son similares, resultará más fácil lavar y secar la ropa, pues simplemente tendrás que pasar toda la carga directamente de la lavadora a la secadora.

Artículos relacionados

Candy RapidÓ: cómo reducir los derroches al hacer la colada.

How To, Smart Solutions

Candy RapidÓ: cómo reducir los derroches al hacer la colada.
La lavadora Candy RapidÓ viene con una gran cantidad de funciones diseñadas para una colada más sostenible. Sigue leyendo para averiguar cómo puede convertirse en una gran aliada para el ahorro de energía, dinero y detergente.
Cómo organizar una bodega: soluciones inteligentes para recibir invitados

How To, Smart Solutions

Cómo organizar una bodega: soluciones inteligentes para recibir invitados
Ideas y trucos para organizar una bodega con soluciones inteligentes.
¿Cómo lavar la lana en la lavadora sin apelmazarla?

Smart Solutions, How To

¿Cómo lavar la lana en la lavadora sin apelmazarla?
Lavar prendas de lana no es lo mismo que lavar vaqueros: este proceso requiere un cuidado adicional, pero con unos sencillos consejos ¡incluso las prendas de lana saldrán de tu lavadora perfectamente limpias y como nuevas!

Smart Solutions

Cocinar al vapor con el microondas

Artículo anterior

Smart Solutions

Planchado con vapor para unas prendas sin arrugas

Próximo artículo